Artroscopia, lesiones deportivas

Ondas de ultrasonido: contraceptivo masculino

Los científicos suponen que las ondas de ultrasonido son capaces de convertirse en un contraceptivo masculino de nueva generación, capaz de controlar la “fertilidad” en una sesión cada seis meses.

Hasta hace poco los hombres no tenían muchas opciones entre las cuales elegir. La vasectomía es dolorosa y no existe vuelta atrás. Los condones, aparte de restar placer, son una ruleta rusa pues siempre existe el peligro de que se rompan. 

Pero la ciencia parece haber encontrado una respuesta para el control confiable y no doloroso (en todos los sentidos) para los hombres. 

Los científicos partieron del pasado muy lejano, puesto que los antiguos egipcios fueron los primeros en recurrir al calor para neutralizar la acción fertilizadora de los espermatozoides al colocar piedras calientes sobre los testículos. 

Esta idea, pero en su versión más moderna, sirvió como base para los estudiosos de la Universidad de Carolina, Paul Dayton y James Tsuruta, quienes han puesto en marcha un estudio para demostrar que los ultrasonidos aplicados en los testículos inhiben la producción de espermatozoides en una forma segura. La tecnología utilizada, con ondas de sonido ultracortas, es similar a los dispositivos médicos utilizados para tratar las lesiones deportivas. 

Otro recurso importante de este método es que no influye de ningún modo en las sensaciones masculinas durante el sexo, en el orgasmo o en la erección. 

“Pensamos que esta tecnología es capaz de garantizar a los hombres seis meses como mínimo de efecto contraceptivo”, dice seguro el doctor James Tsuruta”, añadiendo que se trata de un método contraceptivo barato, fiable y no hormonal. 

Si bien el método es eficaz, aún existen dudas sobre cuántas sesiones de ondas puede soportar un hombre sin que corra el peligro de quedar estéril de modo irreversible, una palabra que suena estremecedora. 

Y de ahí todas las cautelas

Fuente: RT.com

Facebook puede causar depresión a adolescentes

Contenido de fotografías o la disminuida cuota de solicitudes de amistad son determinantes en el padecimiento.

La Academia de Pediatría de Estados Unidos reveló la existencia de una nueva forma de depresión, la cual está directamente relacionada con la red social Facebook.

Según el reporte clínico publicado por el organismo, el padecimiento “se desarrolla cuando los pre adolescentes y los adolescentes pasan gran tiempo en redes sociales como Facebook, y posteriormente comienzan a exhibir los clásicos síntomas de la depresión”.

La “Depresión Facebook” podría detonarse desde el momento en que un joven usuario con problemas de autoestima ve que sus amigos comparten historias y fotografías en las que “lo están pasando bien”, cuestión que hace que se sientan peor al no poder compartir o alcanzar las mismas experiencias.

El sentimiento de desventaja frente a los demás en estos términos es determinante en su vida virtual, y es incluso más doloroso que estar solos en la realidad.

Aunque ya existen detractores de la teoría sobre esta patología, quienes apuntaron que sólo se trata de uno de los factores que incrementan las posibilidades de sufrir una depresión, el pediatra y principal impulsor del estudio, Gwenn O´Keeffe, advirtió que se trata de una nueva variante del trastorno, según consignó Voanews.com.

 Consecuencias riesgosas

Otro de los aspectos que condiciona los estados de ánimos en los adolescentes es la cantidad de solicitudes de amistad que reciben o que otros internautas emitan comentarios u opiniones negativas sobre su persona.

Por lo mismo, O´Keeffe junto a su equipo recomendaron a los padres conversar con sus hijos para prevenir la aparición de este mal y también advertirles de los riesgos que representa internet.

Aunque el informe es más lapidario aún, ya que señala que quienes “sufren de la ‘depresión Facebook’ están en riesgo de caer en un aislamiento social y en ocasiones volcarse a encontrar ayuda en sitios peligrosos en internet que promueven el abuso de sustancias, prácticas sexuales inseguras, o conductas autodestructivas”.

Fuente: American Academy of Pediatricsyoung

EL RECHAZO SOCIAL SE SIENTE COMO EL DOLOR FÍSICO

El dolor físico y la sensación de rechazo social provocan idénticas reacciones en el cerebro humano, informan científicos estadounidenses en un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El grupo de científicos, encabezado por el psicólogo social Ethan Kross de la Universidad de Michigan (EE. UU.), demostró que se activan las mismas zonas cerebrales en la respuesta tanto a la sensación del dolor, como al sufrimiento provocado por una sensación de soledad y rechazo.

“A primera vista, derramar una taza de café caliente sobre uno mismo y pensar sobre lo rechazado que uno se siente cuando ve la imagen de una persona con la que rompió una relación podrían evocar tipos muy diferentes de dolor. Pero esta investigación muestra que estas sensaciones podrían parecerse más de lo pensado”, explica Ethan Kross en un informe publicado en la página web de la Universidad.

Los autores del estudio probaron que el dolor y la sensación de sentirse rechazado provocan la actividad de dos regiones del cerebro: la corteza somatosensorial secundaria y la ínsula posterior dorsal.

Para el estudio los investigadores eligieron a 40 personas, 21 de ellas mujeres que habían experimentado la rotura de relaciones amorosas durante los últimos seis meses y que se sentían rechazadas. Cada uno de los voluntarios participó en dos partes del experimento: la primera fue vinculada con el sentido del ‘dolor’ social, la segunda con el sentido del dolor físico.

Durante la primera parte del experimento los participantes miraban la foto de su expareja e intentaban pensar en sus emociones más positivas vividas junto con esta persona. Durante la segunda parte del experimento los investigadores, utilizando un dispositivo de estimulación térmica, inducían a los voluntarios un ligero calor para dar la sensación ‘dolorosa’ de una taza de café caliente.

La actividad del cerebro de las personas que participaron en el experimento se controló con escáneres de imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf). Los investigadores estudiaron todo el cerebro y fijaron su atención en regiones particulares que anteriormente habían sido identificadas como asociadas con el dolor físico. Asimismo, los datos obtenidos se compararon con las bases de los resultados de unos 500 estudios anteriores sobre las reacciones al dolor, emociones, funcionamiento de la memoria y resolución de interferencia.

Los científicos dedujeron que los sentimientos que inducen el rechazo social activan regiones del cerebro que están implicadas en la sensación de dolor físico. Ahora los datos obtenidos podrán ayudar a entender cómo los sufrimientos emocionales pueden conducir a malestares físicos y trastornos psíquicos.

rechazo

Fuente: RT.com

Centro de Estrategia Organizacional y Empresarial

Crean por primera vez espermatozoides en el laboratorio

spermCientíficos japoneses de la Universidad de Yokohama han logrado por primera vez crear espermatozoides en un laboratorio. Aunque por el momento solo se trata de células de testículos de ratón, este acontecimiento podría combatir la infertilidad masculina. Los resultados del experimento se publican en la revista Nature.

Los científicos, liderados por Takehiko Ogawa, explicaron que la producción de esperma, o espermatogénesis, es un proceso largo y complejo que es difícil de reproducir artificialmente.

Sin embargo, tras numerosos experimentos el equipo de investigadores ha creado un sistema de cultivo orgánico que puede iniciar el proceso completo de espermatogénesis en las células progenitoras de espermatozoides de los ratones fuera de los testículos. Todo el proceso se realizó en 42 días, casi el mismo tiempo que necesita la misma naturaleza.

El esperma obtenido y los espermatozoides producen ratones sanos y fértiles. Para demostrar que el esperma podría funcionar a largo plazo, los japoneses congelaron una muestra de un testículo durante semanas y después realizaron el experimento. Una vez esta técnica sea aplicada en humanos podría significar un avance en la batalla contra la infertilidad masculina. Podría ser útil tanto en varones adultos como en niños que puedan quedar estériles tras el tratamiento de un cáncer, ya que existiría la posibilidad de hacer una biopsia del testículo y congelar el tejido antes de comenzar con un tratamiento oncológico y preservar así su fertilidad.

Sin embargo, algunos científicos como Allan Pacey, profesor de Andrología de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), creen que se debe tomar con cautela el hallazgo porque hace falta mucho trabajo antes de que se pueda aplicar en humanos.

Fuente: RT.com