A tu Salud…Papá.

No, no se trata de cerveza o vino…sino de Café. En el mes del Padre, le
damos un consejo que, además de permitirle disfrutar de una deliciosa bebida,
le ayudará a mantenerse más sano.

De acuerdo a un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, los
hombres que beben seis tazas de café por día o más tienen 60% menos riesgo de
desarrollar el tipo de cáncer de próstata más mortal y 20% menos riesgo de
contraer cáncer de próstata de cualquier tipo. Pero no solo eso,  beber
una a tres tazas de café al día parece reducir un tercio los riesgos de padecer
un cáncer de próstata particularmente mortal.

¿Normal o
descafeinado?  

Al parecer, de acuerdo al estudio, no existe una diferencia
significativa entre uno u otro tipo, por lo que, la propiedad de prevenir el
cáncer de próstata, se vé más vinculada
a factores ajenos a la cafeína.

Este estudio se llevó a cabo entre los añpos 1986 y 2008, en  47 mil 911 hombres estadounidenses. De ellos,
se declararon cinco mil 35 casos de cáncer, de los cuales, 642 fueron mortales.
En general, se considera que uno de cada seis hombres podría padecer cáncer de
próstata en cualquier momento de su vida.

Sugerencias para disfrutar el café:

  • Preparar el café con agua
    mineral a temperatura entre 85 y 96 grados, si hierve esperar a que se
    enfríe.
  • Si muele los granos,
    utilícelos de inmediato. Moler aproximadamente 20 g. por cada taza a
    servir.
  • Un buen expreso se puede
    juzgar por el color acaramelado de la espuma en su superficie.
  • No hervir jamás el café.
  • Si tiene que calentarlo,
    hágalo a baño maría.
  • Si utiliza filtros de papel,
    humedecer el café con agua fría antes de verter el agua caliente.
  • Nunca lo sirva en vasos de
    plástico o metal, ya que estos alteran el sabor original.
  • Utilizar tazas chicas de loza,
    porcelana, vidrio o barro. Es mejor tomar una segunda taza que una grande
    y fría. (sin desmerecer las sabrosas variantes de frapuccinos y
    mokaccinos
    ).
  • El compañero ideal:
    Chocolate amargo, realza el sabor.

Pág. 26, Revista Arrob@Médica, junio

Dieta para aumentar el busto

Esta es una dieta del Dr. Rafael Bolio que sirve para aumentar de talla de busto y para levantarlo.  Es una dieta que promete ser muy efectiva incluso para bajar de peso.

senos

AL DESPERTAR:
3 onzas de jugo de uva envasado
½ cdta. de aceite de oliva
gotas de vinagre de vino blanco o tinto

DESAYUNO:
1 taza de cereal normal,
7 onzas de leche entera

MEDIA MAÑANA:
1 reb. de pay o pastel de 3 onzas de cualquier tipo  (este es el secreto)

ALMUERZO:
2 rebanadas de pan integral
2 onzas de queso cottage al 4%
2 cucharaditas de mayonesa
7 onzas de jugo de frutas

MEDIA TARDE:
1 reb. de pay o pastel de 3 onzas de cualquier tipo (secreto)

COLACION:
1 pieza chica de fruta fresca

CENA:
Sopa de verduras 4 onzas (ya cocidas) de res, o pollo
Mínimo 1 taza de verduras hervidas o crudas,se puede incluir papa y elote(maiz)
1 pieza mediana de fruta fresca

AL DORMIRSE:
3 onzas de jugo de uva envasado
½ cucharadita de aceite de oliva
gotitas de vinagre de vino blanco o tinto

DURANTE TODO EL DIA: agua simple, de jamaica, de limón, té o café sin azúcar

REGLAS DEL PROGRAMA ALIMENTICIO

BEBER DURANTE TODO EL
DIA:
agua simple, de jamaica, de limon, te o cafe sin azucar

Este
programa alimenticio dura al menos tres dias y maximo dos semanas. Y sugiere que
en caso de apetito, se coma la cantidad de frutas y verduras que se
desee.

Ademas, para obtener esos resultados, el doctor recomienda seguir
la dieta a cabalidad sin dejar ningún alimento fuera

fuente: boliosystem.com, blogmoda.com

Errores que no te dejan bajar de peso

Hacer ejercicio y comer bien no siempre es suficiente para acabar con los kilos que se tienen de más

 La frustración empieza a apoderarse de ti, acudes regularmente al gimnasio, vigilas cuidadosamente lo que comes, pero cuando te ves al espejo descubres que la “lonjita” que tanto te agobia sigue en su lugar.

La experta en dietas y ejercicios Marta Montenegro, comparte cuáles son los errores más comunes que se comenten cuando haces ejercicio y dieta y no ves los resultados en la báscula.

Si crees que  estás haciendo un correcto y puntual entrenamiento físico, pero no logras bajar de peso, revisa los siguientes puntos:

  • ¿Cuándo fue la última vez que cambiaste la rutina?.- Cada dos meses tienes que modificar tu programa de ejercicios, si reduces el tiempo de ejercicio, tienes que hacerlo con más fuerza; otro tip sería descansar menos entre cada serie de pesas o sentadillas o cambiar el orden en que haces el ejercicio.

 

  • Mantener un ritmo estable en una rutina aeróbica de 45 minutos no es suficiente; para acelerar la quema de grasa, puedes hacer sólo 20 o 30 minutos, pero incrementar la intensidad a intervalos de 30 a 60 segundos y recuperarte en el doble de tiempo.

 

  • Al hacer pesas, sal de la rutina, anímate a reducir el número de repeticiones y aumentar un poco el peso. El número de repeticiones no es tan importante, estudios señalan que series de más peso con menos repeticiones queman más calorías. La siguiente rutina tendrá que ser más repeticiones y menos peso.

 

  • Las máquinas no lo son todo. Debes combinar el uso de aparatos para ejercicios cardiovasculares con el uso de barras y mancuernas.

 

  • Si piensas que hacer uso de la elíptica, la bicicleta estática o caminadora es lo mismo, puedes estar equivocado. Para lograr un mayor beneficio en la quema de calorías debes elegir rutinas en las que permanezcas de pie y que te hagan mover los brazos. En el caso de la caminadora es mejor utilizarla con inclinación y acelerar el paso, mientras que la bicicleta tiene que ser similar a las que se usan en clases de spinnning.

  ¿Qué pasa con la comida?

Si deseas que el ejercicio que haces surta efecto, la dieta tendrá mucho que ver, sigue los siguientes consejos:

  • Consume carbohidratos, porque ayudan a mantener las hormonas que determinan el estado de ánimo y eso te dará fuerza para realizar tus rutinas. Sólo fíjate que los carbohidratos que ingieras sean altos en fibras: granos enteros, frutas, vegetales, frijoles, harinas integrales, avena, entre otros.

 

  • La leche descremada puede convertirse en tu aliada, es una fuente de proteína y calcio que ayudan a hacer efectivo el proceso del metabolismo de las grasas y en la recuperación muscular.

 

  • La vitamina C y el potasio pueden ayudarte a quemar grasa durante el ejercicio, expertos aconsejan comer naranjas o fresas antes de la rutina. El potasio, incluido en el melón, los jitomates, espinacas y leche descremada te proveerá de una mejor relación entre la grasa y el músculo.

 

  • ¡Duerme!, el descanso es esencial. Un estudio certificó que entre personas sometidas a una misma dieta, las que durmieron más perdieron más grasa y menos músculo; a mayor músculo más quema de calorías.

 

  • Y por último, cuida la cantidad y tipo de líquidos que consumes. Jugos, café, refrescos le pueden dar muchas calorías a tu cuerpo. Evita los jugos y aguas de sabor, café con crema y acostúmbrate a las sodas ligeras y el té natural, en especial el verde que facilita se muevan las grasas.

Recuerda, aunque comas saludable, las porciones tienen que ser regulares, aprende a ser constante, esa es la clave.